El último round del Enduro World Series



Fínale, Ligure Italia sede de la ultima fecha del serial mundial de enduro (EWS). Un paraíso natural rodeado de bellas mujeres, altas montañas y acantilados con majestuosas vistas panorámicas hacia el océano pintado de un hermoso azul turquesa que resalta las pequeñas poblaciones construidas a las orillas de la playa. Fínale está ubicado en la costa azul, al norte de Italia, frontera con Francia y Suiza. Ligure ha sido reconocido a nivel mundial por tener varios de los circuitos más demandantes del mundo, ideales para llevar a cabo las pruebas más exigentes de desempeño de los nuevos productos y tecnologías implementadas al MTB.



Las preparaciones



Después de un largo viaje de más de 900 Km desde Ainsa, España hasta Finale Ligure, Italia el cansancio de los corredores y equipos se hacía notar después de varios meses de viajar por el mundo de un punto a otro, la presión que los equipos y sus corredores tienen por estar en los primeros lugares es muy grande, por tal motivo varios equipos tomaron la determinante decisión de hacer el viaje en un solo día y tratar de tomar ventaja en el reconocimiento de los circuitos elegidos para la ultima fecha del serial mundial de enduro. Para algunos esta fue una ventaja significativa en los resultados.

El Miércoles por la mañana la mayoría de los equipos ya estaban instalados en el corredor a orillas de la costa, frente a la plaza principal de la pequeña ciudad de ligure, preparando y ajustando las bicicletas de sus corredores y proporcionando servicios de apoyo a todos los corredores amateurs que lo necesitaran, entre las cuales se destaca el equipo de HOPE TECH, la compañía líder en frenos hidráulicos y componentes de alta calidad fabricados en Inglaterra. Sin importar quien fueras, de donde vinieras con el simple hecho de tener la marca en tu bicicleta el amable trato y servicio de garantía por parte del equipo era de excelencia.



Los entrenamientos



Sin duda los entrenamientos es el tema de mayor polémica actualmente en el Enduro, es evidente que siempre existirá la ventaja del corredor local, debido a que son ellos quienes trabajan y ruedan las pistas. Sin embargo la presión de las marcas y corredores por obtener buenos resultados los ha llevado a buscar la manera de practicar una y otra vez los circuitos elegidos por la organización antes de la apertura oficial de entrenamientos, la cual se realiza por lo general dos días antes de la carrera. Italia no fue la excepción, gran parte de los corredores ya habían entrenado los circuitos días previos a la apertura oficial, una ventaja sobre todos aquellos corredores que siguen y respetan el reglamento del EWS.

Miércoles por la noche todos los corredores recibieron un correo con la mala noticia que solo Jueves habría entrenamientos, abriendo todas las pruebas especiales para ese día y cancelando los entrenamientos del día Viernes debido a un fuerte Huracán que estaría golpeado la costa de Ligure por la mañana. La distancia entre cada PE (Prueba especial) era enorme 107 Kilómetros en dos días, lo que hacía imposible entrenar más de una vez cada prueba especial. Por fortuna de todos, el servicio privado de remontes estaba disponible, una gran ayuda para ir de un stage a otro sin tanto esfuerzo, de otra manera hubiera sido imposible el reconocimiento de las etapas cronometradas.

Viernes por la mañana el mal clima hizo frente, fuertes vientos con lluvia golpeaban la costa azul, los pequeños cafés y restaurantes del lugar daban refugio a los corredores quienes estaban a la expectativa de nuevas noticias, los rumores de cambios y posible cancelación del evento se hacían cada vez más notorios, los minutos y horas pasaban lentamente, los corredores iban de un lugar a otro en busca de información que confirmaran los rumores, el paso del tiempo se hizo eterno hasta llegar la junta de pilotos. Los organizadores tomaron las riendas de la situación por causas de fuerza mayor y seguridad de todos los corredores, tomaron la decisión de cancelar una de las cuatro etapas programadas en el primer día de carrera debido al mal estado en el que esta se encontraba.




La Carrera


Día 1

La carrera inicio según lo programado, Enrico el organizador principal de la ultima fecha del EWS y dueño del SUPER ENDURO de Italia, dio la salida a todos los corredores, la experiencia y carisma de este hombre levanto el ánimo caído de todo corredores. La salida se hizo desde la plaza principal de la ciudad de Ligure después de haber sido inspeccionada y marcada cada bicicleta para empezar lo que sería un día duro de carrera con más de 40km. La primera Etapa cronometrada fue la malquerida de todos, una prueba muy física y demandante con mucho pedaleo técnico que parecía no terminar nunca sobre piedras resbalosas impregnadas de logo y curvas cerradas que en cualquier momento te hacían errar y perder el flow, clave de la prueba junto con el pedaleo para lograr un buen tiempo. La prueba 2 y 3 la favorita y más dura de todas, ambas especiales eran muy técnicas, de gran velocidad sobre un terreno golpeado de lajas, hoyos, drops pequeños y un sinfín de curvas muy cerradas que hacían la diferencia entre un corredor experto y un amateur, la forma de entrar a las curvas lo era todo, mientras los amateurs dibujan las curvas lentamente con la bicicleta los profesionales daban un pequeño piquete al freno trasero colocando la bici dentro de la curva, saliendo de manera recta para tomar la siguiente curva con una rapidez que dejaba sin palabras a cualquier espectador postrado frente las majestuosas vistas que estas dos especiales tenían dentro de las pistas.




Dia 2:


El cielo escucho las plegarias y el clima dio un giro 360° cambiando la suerte de todos con un amanecer soleado, desafortunadamente el daño ya estaba hecho lo cual fue un factor sorpresa para todos, después de una subida de más de 20 kilómetros se encontraba la PE4 a un costado de las turbinas de viento que imponían con su enorme tamaño y fuerte zumbido que electrizaba todo cuerpo.

La especial 4 fue la más larga de todas con 6km de bajada por un terreno boscoso entre un sinfín de curvas, brincos naturales con verticales de laja técnicos y divertidos, una pista que te permitía jugar con la bicicleta, abrir los frenos y darle a tope. Desafortunadamente después del huracán la prueba especial termino destruida, las curvas se convirtieron en trampas de lodo y las verticales en ríos. Para muchos esto fue un factor clave éxito y de diversión, mientras para otros fue toda una odisea.

La prueba especial cinco otra etapa muy golpeada por el mal clima, pedaleo durante toda la etapa, con menor intensidad a la especial uno, poco flow , muchas curvas y lodo durante todo el trayecto.



El podio de la última carrera quedaría con Jared Graves en 1er lugar!



En el ranqueo general de la serie al final de la temporada quedaría lider Richie Rude!



Vivimos en una era de cambios que corre a una velocidad incompresible, estamos viendo el nacer de nuevas generaciones y en paralelo seguimos teniendo el placer de presenciar a la vieja escuela dando batalla en el mismo sendero. La "gran final" de Finale Ligure fué testigo de la retirada de dos de los grandes para este deporte, ellos han dado tanto de sí que es más que comprensible que después de tantos años y tantas victorias se merezcan un descanso.
Tracey Mosely y Fabien Barel, dos nombres que no requieren ninguna introducción, cada uno con sus logros ha dejado una huella en lo que es el ciclismo de montaña y nunca se les olvidará por las increíbles hazañas realizadas a través de sus carreras.
Qué más se podría esperar de una final mundial, ésta será una de las que nunca se olvidará en los libros.
Nos quedamos con una gran historia que contar sobre estos 2 personajes y espero que sigamos escuchando de ellos de alguna u otra manera.
Ahora no queda más que esperar las sorpresas para la temporada 2016.

Finale Ligure, octubre 2015